jueves, 28 de febrero de 2013

Nuestro Comienzo

Debo confesarles que la primera vez que mi esposo sugirió la brillante idea de educar a los niños en casa yo dije "ni loca". Me imaginé a mis niños en la casa, solitos, aburridos, sin amiguitos, sin levantarse temprano para ponerse su flamante uniforme. Suena ridículo ahora que lo pienso pero recuerdo que en ese tiempo mi hija la de en medio estaba por ingresar al kinder, y como buena mamá tenía la ilusión de verla ir a la escuela con zapatos nuevos y un gran moño en la cabeza (así somos las mamás o solo yo). El pensar que ese día no llegaría, que nunca llegaría el día en que su maestra me llamara para darme alguna buena noticia, el pensar que nunca participaría en los famosos "festivales de primavera"..Esas simples cosas me hacían dudar. Su hermana la mayor ya tenía 4 años asistiendo a la escuela, y temía de verdad su reacción al decirle que nunca más iría a la escuela. Me imaginé de todo!. Que iba a llorar, que me iba a culpar, etc.. Pero nada sucedió así como tampoco nada de lo que yo me imaginaba del homeschool era así. Debo agradecer al blog "Aprendizaje Supraescolar" ya que cuando dí con él muchas de mis dudas se resolvieron. Entre más leía y leía cómo era la escuela en casa, más me emocionaba!!. De pronto ¡ya quería comenzar!

En esto soy nueva yo también y cada día sigo aprendiendo. Tenemos apenas unos meses educando en casa y ajustándonos a este ritmo de vida, pero debo decir que cada día me gusta más, aprendo más y sin lugar a dudas me doy cuenta de que fue la mejor decisión. 

Este blog será más que nada un diario sobre lo que vivimos día a día con nuestros niños al educarlos en casa. Espero que sirva de orientación para otras familias que estén considerando esta opción que si bien implica gran responsabilidad, también trae enormes satisfacciones.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada